Seguidores

CATEGORÍAS...

ABOGADOS (3) ABUSO (10) AGENTE SECRETO (1) APUESTAS (4) BOMBEROS (1) CAMBIO DE IMAGEN (3) CANADÁ (1) CAPITAN DE BARCO (7) CAZA RECOMPENSAS (2) CHANTAJE (2) CICATRICES (3) COLONOS (3) COMANCHES (3) CON BEBÉ (4) CON NIÑOS (17) CONTEMPORANEA (117) DE ÉPOCA (67) DETECTIVES (7) DISCAPACIDAD FÍSICA (4) DISCAPACIDAD SENSORIAL (1) DONES (10) DRAMA (2) ÉL ES ELLA (5) EMBARAZADA (7) ERÓTICA (40) ESCLAVA (1) ESCLAVO (1) ESCOCESES (18) ESPIONAJE (9) EX NOVIO (6) FALSA IDENTIDAD (17) FALSAS APARIENCIAS (15) FAVORITAS (26) FBI (6) FRAGMENTOS (4) GEISHAS (1) GITANO (2) GRIEGOS (3) GUERRA DE SECESION (2) GUERREROS (9) HARLEQUIN (113) HEREDERA (10) HISTÓRICA INGLESA (51) HISTÓRICA AMERICANA (23) HOMOSEXSUALIDAD (1) INDIA (1) INSTITUTRICES (4) INTRIGA (7) IRLANDESES (5) ITALIANOS (3) JAPON (1) JEQUES (4) LATINOS (9) LIBERTINO (16) LORES (21) MAGIA (4) MARINES (3) MATRIMONIO DE CONVENIENCIA (32) MATRIMONIO OBLIGADO (7) MÉDICOS (2) MEDIEVAL (17) MERCENARIOS (2) MILITAR (4) MILLONARIO (9) Misterio (8) NARRATIVA (7) NATIVOS AMERICANOS (11) NOBLES (31) NORMANDOS (3) NOVELA (2) Novela de acción (2) Novela histórica (5) NOVELA NEGRA (1) NOVIA POR CORREO (2) OESTE AMERICANO (18) OPUESTOS (36) ORIENTE (6) Paranormal. (3) PÉRDIDA DE MEMORIA (3) PILOTO (1) PIRATAS (2) PISTOLEROS (4) POLICIACA (1) POLICIAS (12) POLÍTICOS (1) RANGER DE TEXAS (1) RECONCILIACIÓN (6) Romántica (201) SECUESTRO (7) SEXUALIDAD (1) SHERIFF (1) SOLDADO (4) SUREÑOS (7) SUSPENSE (13) TEMPLARIOS (1) Terror (1) TEXAS (7) VAMPIROS (1) VAQUEROS (7) VENDIDO (96) VENGANZA (15) VIAJE EN EL TIEMPO (6) VIKINGOS (1) VUELTA A CASA (12)

PRECIOS...

1’50€ (1) 1’80€ (22) 10€ (8) 11€ (15) 12'50€ (2) 12€ (4) 13€ (1) 14€ (8) 15'50€ (1) 16'50€ (1) 2€ (3) 3'30€ (36) 3'50€ (21) 3'80€ (11) 3€ (2) 4’50€ (9) 4€ (3) 5'50€ (1) 5€ (32) 6€ (9) 7’50€ (8) 7€ (9) 8€ (9) 9’50€ (6) 9€ (2) Colección 90€ (1)

sábado, 5 de febrero de 2011

"Tormenta de pasiones" Mary Jo Putney


Dejó su taco en la taquera y se volvió hacia la puerta. Antes de que alcanzara a dar un paso, el taco de Nicholas le cerró el paso.
-¿No te olvidas de algo?
-No lo he olvidado -dijo ella asustada-. Pero esperaba que lo hubieras olvidado tú.
Él la miró con la expresión de un encantador predador.
-Cómo voy a olvidarlo, cuando he estado esperando mi beso todo el día.
Bajó el taco y se acercó. Ella retrocedió y luego se sintió idiota al ver que el movimiento era para poner el taco en la taquera. Una vez colocado el taco, él se volvió a mirarla.
-¿Tan terrible es la perspectiva de ser besada por mí? Nunca he recibido ninguna queja, todo lo contrario.
Ella tenía la espalda apoyada en la pared y ya no podía seguir retrocediendo.
-Bueno, adelante, hazlo -dijo ella con voz tensa. A él se le iluminaron los ojos con una repentina idea. Le colocó la mano bajo la barbilla y se la levantó, y ella se encontró mirándolo a los ojos.
-Clare, ¿te han besado alguna vez con... con intención amorosa?
-No -contestó ella, incapaz de negar la dolorosa verdad-, ningún hombre ha deseado hacerlo nunca.
En eso, como en el billar, él se portó generoso y no ridiculizó su inexperiencia ni su miedo.
-Te aseguro que muchos hombres han soñado con besarte, pero tú los has intimidado tanto que ninguno se ha atrevido a intentarlo. -Le acarició los labios con el pulgar-. Relájate, Clarissima. Mi deseo es persuadirte, no aterrarte.
Sus rítmicos movimientos eran profundamente sensuales, aún más perturbadores que cuando le soltara el pelo el día anterior. Se le relajaron los labios y los entreabrió un poco; involuntariamente, como por instinto, le tocó el pulgar con la lengua, y sintió un sabor salubre y masculino. Entonces se ruborizó, avergonzada al darse cuenta de su descaro.
—Si éste es un primer beso —dijo él, sin hacer caso de su sutil repliegue—, comenzaré con sencillez. Después de todo, tenemos tres meses por delante.
Le colocó las manos en los hombros e inclinó la cabeza. Ella tensó la cara. Pero en lugar de besarla en la boca, él apoyó sus labios en la suave piel de la garganta.
Clare ahogó una exclamación ante la seductora presión de su boca. Se había creído preparada, pero descubrió que no tenía ninguna defensa contra esa inesperada caricia. Ardientes sensaciones le corrieron hacia abajo, debilitándola y haciéndole palpitar lugares secretos y vergonzosos.
—Tienes la piel preciosa —susurró él recorriéndole con los labios la sensible zona entre el cuello y el hombro—. Seda céltica, suave y seductora.
Ella pensó que debía hacer algo, pero no sabía qué. Titubeante, le colocó las manos en la cintura, palpando los tensos músculos bajo la fina batista de la camisa.
El le echó el aliento cálido y cosquilleante en la oreja y después le mordió suavemente el lóbulo, sus dientes en erótico contraste con la suavidad de sus labios. Ella le recorrió el tórax con inquietos dedos.
Cuando él comenzó a sobarle los hombros y los brazos, ella cerró los ojos y se dejó llevar, como flotando en un mar sensual, moviendo las manos por su cuerpo como un gatito mamando. Sobre los hombros le cayeron mechones de pelo suelto, que le rozaron la sensibilizada piel con ligereza de plumas. Se sintió como si estuviera hecha de cera que podía modelarse al antojo de él.
Sintió un suave tirón en la nuca y luego la mano de él bajó entre los omóplatos. Como si le hubiera caído un chorro de agua fría, ella comprendió que le había desabotonado el botón superior del vestido. Cuando sintió que él comenzaba a desabotonar el siguiente, se giró, apartándose.
-¿No hay límite de tiempo para el beso? -preguntó con afectada serenidad-. Ciertamente éste tiene que acabar.
Él no hizo ningún ademán de retenerla. Tal vez tenía más acelerada la respiración, pero por lo demás no parecía afectado por el abrazo.
-Un beso no tiene duración establecida -contestó dulcemente-. Acaba cuando uno de los participantes decide que acabe.
-Muy bien. El beso de hoy ha acabado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ADELANTE!!

------ ANÍMATE Y COMPRA TUS LIBROSGifs Animados - Imagenes Animadas FAVORITOS A BUEN PRECIO, ¡¡ES FÁCIL!!

TODAS A LA VENTA

Top 10 visitantes